Archivo

La urgencia de recuperar el ámbito

 

Por Jorge Kalinger, Secretario Gremial. Consejo Directivo Nacional – SADOP

 

 

Cada año de discusión Paritaria, se escuchaba desde el Ministerio de Educación, que la intención del Gobierno Nacional era comenzar a deliberar con los sindicatos docentes lo antes posible, acordar los temas de la agenda no salarial, y así ganar tiempo en el debate salarial. Tiempos que nunca se pudieron consensuar.

 

SADOP siempre fijó su posición en defensa del ámbito. Apostamos a aumentar la capacidad negociadora de las partes y a avanzar profundizando la articulación colectiva de la docencia argentina.

 

A lo largo de estos años, la Paritaria Federal docente venía aprobando los exámenes cada comienzo de año. Sin embargo, este año 2012, los sindicatos docentes trabajamos en la elaboración de un pliego de temas para tratar en la Paritaria y deliberar con el Estado. En lo salarial, se solicitaba un piso mínimo de 3000 pesos para el cargo del maestro inicial.

 

La primera convocatoria fue realizada el 9 de febrero, fecha que consideramos tardía para el comienzo de la discusión, teniendo en cuenta el inicio del ciclo lectivo.

 

SADOP afianzó su posición particular solicitando la reapertura a la negociación para el segundo semestre del año, y reclamando –como viene haciendo la CGT en su conjunto– la eliminación del tope para asignaciones familiares, junto con la elevación del piso para el pago del impuesto a las ganancias.

 

La negociación terminó el día 22 de febrero, con el cierre del debate y el rechazo de los sindicatos docentes a la propuesta de los 2.800 pesos, incluido el FONID (Fondo de Incentivo Docente), ofrecidos por el Estado sin posibilidad de seguir negociando.

 

Así, por primera vez, la negociación colectiva fracasaba desde su firma en 2008. El contexto internacional, la crisis mundial y la inversión en educación en los últimos años fueron algunos de los argumentos para no llegar al acuerdo.

 

Por consiguiente, con fecha 5 de marzo de 2012, se dicta la resolución número 229, fijando unilateralmente el piso en 2.800 pesos, dando por cerrada la agenda salarial.

 

Desde SADOP rechazamos esta decisión unilateral junto con las demás organizaciones gremiales docentes (CTERA, CEA, UDA y AMET), reiterando que es absolutamente razonable el monto mínimo de 3.000 pesos para el cargo inicial, y expresando desde nuestra organización la permanente disposición y voluntad para dialogar.

 

El fracaso de esta paritaria quedó reflejado en el paro nacional, convocado después de mucho tiempo por las cinco organizaciones representantes de la docencia argentina.