Archivo

Los hijos de afiliados gremiales ya recibieron los útiles escolares

Los hijos de afiliados gremiales ya recibieron los útiles escolares

Con el objetivo de brindar una ayuda a la canasta familiar, la seccional Capital del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) entregó más de 800 kits a los niños de sus más de 2000 miembros. 

Más de 800 kits con material escolar se distribuyeron a los trabajadores de la seccional Capital Federal del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP). María Fernanda Benítez, su secretaria general, explica: “Tiempo atrás comprendimos que esta era una manera de colaborar con la canasta familiar del trabajador docente privado; como docentes sabemos lo que esto implica para los hijos del afiliado. Todos los subsidios que entregamos son una devolución por la afiliación a esta organización sindical. Hay un aporte natural que se da al sindicato, y eso lo transformamos en acciones concretas que ayudan a los compañeros.”

La dirigente explica que “este beneficio ha tenido una gran repercusión en los afiliados, al principio costó un poco que se apropiaran de él, que lo vinieran a buscar, por lo que este año implementamos otras estrategias: decidimos ir a entregar los kits a las escuelas donde están trabajando los compañeros, recorrimos las 15 comunas de la Ciudad, a cada miembro del Consejo Directivo le tocó ir a alguna de ellas, estuvimos en el territorio y se pudo generar un contacto más próximo e implicó también integrarnos a la realidad comunitaria de la que la escuela es parte.” A pesar de que es un sindicato pequeño (cuenta con 2000 afiliados aproximadamente), trabajan con ahínco. "No hay que olvidar que en la Ciudad de Buenos Aires convivimos 17 gremios docentes, –continúa Benítez– por lo que la diversidad y la extrapolación de la representación es muy compleja, pero somos el único gremio que representa a los docentes que realizan su labor en el ámbito privado, lo que nos da un marco de potencia de ir por mucho más. Estamos en un momento de una política de mucha movilización y de estar en las escuelas para ir creciendo en la afiliación, lo que estamos logrando gradualmente, permitiéndonos dar una mayor capacidad económica para seguir implementando acciones para nuestros compañeros.” 
De esta manera, el último subsidio se trata de un viaje a aquellos trabajadores que cumplen 25 años de casados para que festejen sus bodas de plata.
Para finalizar, Benítez dice: “Muchas veces sentimos el sesgo y el estigma de una escuela que es para un sector económico determinado, y eso no es cierto, si bien lo hay para ese sector, también lo hay para otros. Militamos por un proyecto nacional y popular y tenemos como premisa que la educación es un derecho para todos los chicos”, concluye la secretaria general.<