Podemos y debemos trabajar sin violencia laboral

  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Entre los días 25 y 28 de Agosto se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires, el II Congreso Iberoamericano sobre Acoso Laboral e Institucional.

Desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados, estuvimos presentes todos los días, cubrimos diversas mesas y ponencias como oyentes, y en una de las jornadas participamos como sindicato en la exposición.

El panel que desplegamos se tituló "Trabajo Digno sin Violencia Laboral”. Allí, se mostró el trabajo realizado en el marco del acta compromiso suscripto por más de 70 gremios y más de 60 empresas con la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral, del Ministerio de Trabajo de la Nación. Se trató de una instancia de cierre y presentación de mucho tiempo de trabajo.
Se trabajaron conceptos clave como poder, violencia laboral, trabajo digno, entre otros. Además de instrumentos para abordar la problemática cuando la contactamos: encuestas y entrevistas.

Durante el Congreso también se abordaron diferentes estrategias frente al maltrato, entre las que destacamos el protocolo de acción ante un caso nuevo y las acciones de prevención y de difusión. En este sentido, se definieron operaciones a realizar en el futuro como grupo, se diseñó una plataforma virtual de comunicación e intercambio grupal, se produjo un periódico como órgano de difusión conjunta de sindicatos y de la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral, que se lanzó en el congreso.

El Congreso tuvo una alta concurrencia, se presentaron allí ponencias de mucha calidad, con abordajes variados que oscilaban entre lo legal, lo psicológico y lo médico. A su vez, los enfoques enmarcaron diferentes perspectivas: la histórica, la comunitaria, la psicoanalítica, y la jurídica; pero muchas veces compartían horizontes y conclusiones. Luego de la realización del Congreso, puede sostenerse que el estado de situación de la temática es positivo y se encuentra en crecimiento.

Es importante hacer hincapié en aquellas coincidencias que se expusieron en el Encuentro:

  • La definición compartida, que fue fuertemente abordada y definida en el congreso anterior, y sobre la que se avanzó en esta edición, con elementos de superación.
  • La causa del maltrato estaría en la organización del trabajo, dado que es parte de una práctica institucional, y tiene que ver con la convivencia de relaciones autoritarias.
  • En esta problemática, no importa aquello que el trabajador hace, sino lo que es. Genera envidia, o un quiebre en el esquema de poder, que se siente socavado, movilizado por la calidad del trabajador, y con base en el sentido de inferioridad del acosador.
  • Es un conflicto antiguo, no de época, pero con el tiempo algunos factores produjeron cambios, lo que hizo que se desnaturalizara, y se pudiera hablar sobre el tema. Una de las cuestiones que se modificaron, por la cual es necesaria la ayuda externa, es la falta de solidaridad entre los trabajadores. Con el aumento de la competencia entre pares, se quebró el colectivo.
  • La subjetividad se ve asediada y fuertemente dañada, lo que deja secuelas irreversibles en ocasiones. Sufren y padecen, el cuerpo, la mente y el alma del trabajador.
  • El acoso queda definido como un acto humano indigno. Está relacionado con la ética y las relaciones humanas, dado que el acosador y su grupo cómplice, no pierden el sentido moral, pero sí el sentido crítico. Se debe trabajar por un cambio de cultura más global, más macro para que esto pueda desaparecer gradualmente.
  • El acoso vulnera derechos fundamentales y básicos constitucionales.
  • Para prevenir y combatir la Violencia Laboral, la información es un factor esencial. Es importante la difusión de las características del fenómeno para concientizar sobre su existencia en el grupo de trabajo.
  • Se hizo hincapié en la necesidad de quebrantar la regla de no hacer nada, y en la importancia del desarrollo de prácticas de autocuidado, para salir de la exposición al hostigamiento.

Por último, se destacó que en el camino de lucha contra el maltrato, faltaría una ley que acompañe los procesos de denuncia, la restitución de derechos vulnerados y la reparación de daños generados. Como propuesta final, se plantea trabajar en esta línea.