Archivo

Estamos dispuestos a negociar, pero no resignaremos el salario docente

“Nosotros, como docentes privados, queremos negociar la integralidad del convenio colectivo de trabajo. No solamente el tema salarial, sino con derechos mínimos para el conjunto de los trabajadores. Desde luego que el salario es lo urgente y es la principal obligación del empleador, pero no es la única. Nuestros compañeros se enferman debido al deterioro de las escuelas. Queremos una mejora sustancial de las condiciones y medio ambiente del trabajo”, enfatizó Mario Almirón, Secretario General de SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Privados)  en el Congreso Ordinario y Extraordinario que se está llevando a cabo en la sede del Sindicato.

“Tenemos vocación de negociar y queremos arribar a un acuerdo, pero no queremos llegar a cualquier acuerdo, queremos llegar a un acuerdo concreto que mejore las condiciones de trabajo. Para esto creemos que la sustancia del acuerdo tiene que ser algo más razonable de lo que está siendo actualmente”, explicó Almirón ante la presencia de 171 congresales de SADOP de todas las provincias del país que avalaron por votación unánime la decisión.

Además, el dirigente nacional del Sindicato detalló que “desde SADOP tenemos una postura ya histórica de rechazo del presentismo porque en el fondo supone resignar un derecho Constitucional como es el derecho a huelga”.  Por eso “lamentamos mucho que estos 2.200 millones de pesos aproximadamente del presupuesto nacional que están destinados a cubrir esta propuesta del rubro presentismo no sean incorporados desde el vamos a la propuesta del salario básico, el que va a todos los compañeros, el que tiene que cobrar también nuestros compañeros jubilados”, remarcó.

Almirón se explayó sobre la actual propuesta por parte del Gobierno de aumentar un 22% y en tres tramos el salario:  “Nos encontramos con una propuesta de recomposición salarial que nosotros juzgamos insuficiente, porque tenemos que tener en cuenta el atraso estructural que tiene el sueldo docente, no solo producto de un atraso histórico, sino también del cierre unilateral por parte del Gobierno del 2012 y 2013”.

“Hoy vamos a escuchar, vamos a estar dispuestos al diálogo y hacer el esfuerzo hasta último momento para arribar a acuerdos. Pero no estamos dispuestos a firmar un acuerdo que signifique un deterioro, una pérdida o una renuncia de un derecho que tenemos como trabajadores. Exigimos que las paritarias produzcan concretamente mejoras en nuestras condiciones de vida y de trabajo”, dijo el Secretario General de SADOP ante el aplauso cerrado del auditorio. 

Para finalizar Almirón dejó en claro que “ésta naturalización que se está produciendo en la comunicación, en los medios, en alguna parte de la sociedad respecto de que si no hay acuerdo el gobierno puede resolver unilateralmente el piso, es algo que nosotros no podemos ni debemos aceptar. El Decreto 457/07 no le atribuye el poder Ejecutivo de ninguna manera la posibilidad de cerrar el piso salarial unilateralmente. Muy por el contrario, lo que dice el Decreto es que cuando hay diferencias que las partes no pueden subsanar, el Ministerio de Trabajo tiene que proponer una formula conciliadora”. Por lo tanto “cerrar las paritarias unilateralmente no solo es ilegítima,  sino que también es antijurídica”, concluyó.