Archivo

SADOP Capital estuvo presente en el inicio de un Nuevo Ciclo de la Licenciatura en Pedagogía que se desarrolla en UMET

UNA MIRADA DIFERENTE SOBRE EL SER DOCENTE
Esta carrera que comenzó en el año 2016, propone una construcción diferente del conocimiento; jerarquizando las trayectorias y saberes docentes, devenidos de la formación y la propia practica. Es por esto que los cursantes de la Licenciatura, que cuenta con una especialidad en Primeras infancias y otra instancia de Especialización en Políticas Públicas, son llamados “docentes participantes”; buscando con esta denominación jerarquizar la puesta en valor de los recorridos de formación que los docentes ya traen consigo.

El espacio de cada encuentro es conceptualmente una construcción colectiva, procurando delimitar el conocimiento a partir de la reflexión y el debate; las herramientas constitutivas de nuestra Militancia.

En esta participación el común denominador es la reflexión sobre nuestro Ser Docente y la Educación en su marco inseparable; el Proyecto de País donde se acuñan las Políticas Educativas que lo conforman. Estas últimas son puestas a la luz y al análisis de la de la mirada del Movimiento Obrero, en una resistencia contra hegemónica, generando una reflexión que lejos de ser pasiva, se alimenta con el intercambio que atiende a la formación continua para reconceptualizar la época.

DEBATES DESDE EL SUR
Mientras los debates sin sustancia pretenden instalarse mediáticamente, y de manera capciosa, simplificando la crisis educativa con un reclamo salarial, los docentes organizados planteamos la educación desde otro espacio. No solamente el salario de este año o el puntaje para el próximo concurso; nos congregamos para avanzar con otra finalidad coincidente con la que traza UMET a través de su Facultad de Pedagogía; LA TRANSFORMACION EDUCATIVA.

Los gremios Docentes hoy estamos llamados a construir datos reales; conceptos de indicadores y rumbos educativos para la disputa y la construcción de un proyecto de Pais que sabemos claramente que rumbo debe tomar, y es el rumbo el que merecemos como parte de la Patria Grande.

Los trabajadores docentes somos parte de la construcción del Modelo de país que queremos, y somos además los interlocutores inevitables con que el Estado cuenta cuando se propone debatir sobre la Educación Pública.

Hoy que se instala el término “calidad educativa” arbitrariamente, es necesario rever que palabras se toman en cuenta para hablar de la Educación de un pueblo, y los docentes, que somos ante todo artesanos de la Palabra, estamos pendientes de esta construcción.

Porque somos un colectivo que construye conceptos emancipatorios, y para nosotros, no es igual acceder a un salario alto o medianamente acomodado en cualquier modelo de país.

No acordamos con simplificar nuestro Acto Educativo como una estadística mensurable, ni como un bien plausible de ser comercializado. La Educación es, ante todo un Derecho humano; y por esto el trayecto de formación que recomienza en este 2017 se erige como constructor de sentido que resignifica la herramienta indestructible de la palabra.


Prof. Analía Bianchini
Congresal de SADOP Capital