Archivo

La cultura popular no es una molestia

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires impulsa la modificación del Código Contravencional para agravar las penas sobre “ruidos molestos” en la vía pública.

La iniciativa 1664-j-18 motorizada por el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, traslada a la órbita pública las denuncias por ruidos molestos, lo que hasta ahora dependía de una instancia exclusivamente privada. Es decir cualquier persona de forma anónima podrá denunciar ruidos molestos provenientes de la vía pública. De esta forma se da vía libre a que las fuerzas de seguridad actúen contra cualquier tipo de expresión cultural, se aumentan las penas con multas impagables y hasta la confiscación de los equipos e instrumentos. Las acciones represivas podrán estar dirigidas, no sólo a músicos callejeros, sino también al teatro comunitario, circo y danza que se desplieguen en los espacios públicos de la ciudad.

Esta política de reprimir la cultura popular, por parte del gobierno porteño, atenta contra una de las características distintivas de la Ciudad de Buenos Aires. Desde SADOP CAPITAL expresamos nuestro absoluto rechazo a este nuevo mecanismo de criminalización de la cultura, como una nueva etapa de la criminalización de la protesta social. La cultura popular necesita cada vez más espacios para poder canalizar todas las expresiones posibles. Mientras que, la respuesta de Rodríguez Larreta es obturar, perseguir y criminalizar la libertad de expresión.

Javier Mauad
Secretario de cultura
SADOP Capital