Sin categoría

Lavado de manos: una demostración práctica

El lavado de manos es una de las medidas preventivas más efectivas para evitar el contagio por el Coronavirus.

El aseo es especialmente importante en las siguientes circunstancias:

  • Después de sonarte la nariz, toser o estornudar.
  • Después de tocarte la cara.
  • Antes, durante y después de cuidar a una persona enferma.
  • Antes y después de comer, manipular alimentos o amamantar.
  • Después de ir al baño o cambiar pañales.
  • Luego de haber tocado superficies de uso público, como por ejemplo:   mostradores, barandas, picaportes, changuitos de supermercado, pasamanos de colectivos, etc.
  • Después de manipular dinero, llaves o animales.
  • Después de manipular basura.

Lo más accesible es realizarlo con agua y jabón de cualquier tipo, aunque también pueden usarse soluciones a base de alcohol (alcohol en gel); estas últimas quizás sean más prácticas cuando no estás en casa. Es indistinto si el agua está fría o caliente, siempre y cuando uses jabón. También es importante el correcto secado de manos, si estás en un baño público y usás toallas descartables, usá la misma para cerrar la canilla.

El proceso total debe durar entre 20 y 30 segundos (lo que tardás en cantar dos veces el  feliz cumpleaños). Podés observar los pasos específicos utilizando el link que te proporcionamos a continuación:

https://www.youtube.com/watch?v=ZjmQ52dnddc&feature=youtu.be

Para más información visitá la página oficial del Ministerio de Salud de la Nación:

https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19

OSDOP: Asesoría de Planificación, Investigación, Estadística y Epidemiología –                                           Gerencia de Prestaciones de Salud