Archivo

Tenemos derecho a trabajar en un ambiente libre de violencia

En primer lugar, el abordaje tuvo una mirada desde la psicología a cargo de las licenciadas Graciela Filippi y Liliana Ferarri, del equipo de la cátedra de Acoso Laboral de la Facultad de Psicología de la UBA. Puntualmente, describieron el fenómeno del acoso, sus causas y efectos. Para ello, enfatizaron en el desequilibrio emocional que le implica al acosador y/o acosadora relacionarse con las diferencias del "otro", que siempre es una persona única e irrepetible, que tiene particularidades propias de carácter, etaria, de género, de jerarquía laboral. En definitiva, según las prescripciones emanadas por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social –MTESS– se entiende por  violencia laboral: "Toda acción, omisión o comportamiento destinado a provocar, directa o indirectamente, daño físico, psicológico o moral (…) sea como amenaza o como acción consumada. La violencia laboral incluye: la violencia física, el acoso psicológico, el acoso sexual y la discriminación, y puede provenir de niveles jerárquicos superiores, de empleados del mismo rango o de rango inferior"[i] .

A continuación, hizo uso de la palabra la compañera Celeste Álvarez, de la Fundación UOCRA, quien en su disertación hizo foco en la problemática de la Discapacidad. Desarrolló un pormenorizado análisis de la Convención Internacional de las personas con Discapacidad.

Luego, desde el departamento de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo –CyMAT– de la Secretaría Gremial Nacional del SADOP, a través de la compañera Marina  Jaureguiberry, se presentó un detallado análisis de las investigaciones que se han desarrollado desde nuestra organización sobre las mencionadas condiciones. Se recordó que durante los años 2012/2013, SADOP llevó adelante la primera encuesta nacional sobre las condiciones medioambientales de trabajo en nuestro sector. A partir de ello se obtuvieron importantes datos cuantitativos y cualitativos que se tomaron y se tomarán en cuenta para la discusión paritaria. 

Las exposiciones finalizaron con la intervención del Dr. Topet, asesor del equipo multidisciplinario de trabajo decente de la Confederación General del Trabajo –CGT–. En principio, dejó establecido que las relaciones de trabajo son asimétricas, por lo tanto deben analizarse desde diferentes ángulos. Desde lo estrictamente jurídico, expresó que el TRABAJO es un Derecho Humano, por lo tanto la Violencia Laboral es discriminación que siempre tiene un componente que representa un problema colectivo. Concluyó su alocución destacando la existencia de un marco normativo general que puede utilizarse para procurar su erradicación.

Por último, cerró la jornada el compañero Secretario de Derechos Humanos de la CGT, Carlos Barbeito, agradeciendo tanto las intervenciones de los profesionales como la militancia de los gremios participantes, entre los que se encuentra SADOP.              

Es importante destacar que, como expresa el slogan del MTESS, “Todos tenemos derecho a trabajar en un ambiente sin violencia”. Por este motivo, desde SADOP Capital, seguimos trabajando para erradicar la violencia laboral. Entendemos que la violencia en sus distintas formas es  representativa de  una estructura  opresora que procura naturalizar intervenciones y prácticas que no toleraremos. 

¡Es vital que no te quedes en silencio! 

  

Marcelo Edgardo Albornoz

Secretario de Derechos Humanos

SADOP Capital

 

 

 



[i] Resolución 05/07 MTESS