Los docentes de la Ciudad de Buenos Aires volvieron a marchar unidos en defensa de sus derechos

  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Más de 6000 docentes concurrieron a manifestar su descontento con esta situación y lo hicieron después de una completa jornada de trabajo en las aulas, con los chicos como suele decir Acuña.

La secretaria General de SADOP Capital Alejandra López señalo que "No podemos permitir que nuestro incremento salarial sea del 10% hasta el mes de Agosto como propone el Gobierno, De esta forma podemos comprar casi un 20% menos de lo que comprábamos hace un año".

En el día de mañana los sindicatos participantes volverán a presentar una nota ante el ministerio de educación para pedir la continuidad de la mesa de condiciones salariales y laborales.

A continuación el documento consensuado por los sindicatos participantes que fue leido en el acto.

Las y los docentes de la Ciudad estamos unidos y en lucha. En el marco de esa unidad y como parte de esa lucha exigimos la inmediata continuidad de la Mesa de Condiciones Laborales y Salariales. La totalidad de las organizaciones sindicales de la docencia porteña rechazó la propuesta del 19% de aumento. Es una propuesta absolutamente insuficiente, porque, por un lado, no contempla la pérdida salarial del 2016, que fue no menor al 10% y, por otro lado, el adelanto otorgado unilateralmente en marzo, ya fue superado por la inflación del 2017, según los propios datos del IPC Ciudad.

Por primera vez en muchos años, el salario mínimo garantizado de los docentes ha quedado por debajo de la línea de pobreza que ha informado esta misma semana el instituto de estadísticas de la Ciudad.

Los docentes de los programas nacionales, que desarrollan su trabajo en la Ciudad ( fines, centro de actividades infantiles y administradores de Red) ni siquiera recibieron el adelanto que otorgaron al resto de los docentes porteños.

Las maestras y los maestros, las profesoras y los profesores de la ciudad sabemos que este conflicto, que continúa abierto a fines del mes de Mayo, tiene un primer responsable en el Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich. Sin lugar a dudas la negativa del Gobierno Nacional a convocar a la Paritaria Nacional Docente como indica la Ley de Financiamiento ha generado conflicto educativo en todo el país. Este hecho se agravó además con la indicación de ejecutivo nacional de mantener los aumentos provinciales por debajo del 20 %, lo que en los hechos implica una rebaja del salario real de cientos de miles de trabajadores y trabajadoras.

Sin embargo, en algunos distritos se han logrado incrementos por encima de ese techo que pretendió imponer la Casa Rosada. Incrementos que oscilan entre el 25 y 40 por ciento. En el caso de nuestra Ciudad, una de las jurisdicciones más ricas del país, lo único que impide otorgar un aumento acorde a las necesidades de los docentes es la voluntad política del Jefe de Gobierno de mantenerse en el libreto escrito por el gobierno nacional.

La única respuesta del Ministerio de Educación porteño fue el amedrentamiento a los trabajadores y las trabajadoras con descuentos, auditorías y el recorte de instancias de reflexión de alto valor pedagógico como los espacios de mejora institucional o las jornadas sobre Educación Sexual Integral.

Por otra parte, vuelve a reducirse el presupuesto educativo de la Ciudad. Según el propio Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires la inversión en educación sobre el total del presupuesto público bajó desde 27,8 % en 2011 hasta 19 % en 2017. Así, se profundiza no sólo el deterioro salarial, los problemas de infraestructura y las malas condiciones de trabajo, sino también la falta de vacantes en escuelas, especialmente en zona sur, que todos los años deja a miles de familias que eligen la escuela pública sin su derecho a la educación. Los efectos de estas decisiones gubernamentales también han agravado la falta de docentes para cubrir cargos vacantes a niveles inéditos en la jurisdicción. Existe una política de desinversión educativa sostenida año tras año. Necesitamos que la Educación sea una prioridad en la Ciudad. Por eso reiteramos “Ningún Docente sin Trabajo, Ningún niño, niña, joven y adulto sin Escuela, Ninguna Escuela sin Maestros”.

Las y los docentes no estamos dispuestos a ser espectadores pasivos de la destrucción cotidiana de la escuela pública y del derecho social a la educación, por eso ratificamos nuestro compromiso y la continuidad del plan de acción conjunto y unitario de las representaciones sindicales de la educación porteña. Por eso el día de mañana el conjunto de los sindicatos presentaremos nuevamente el pedido de convocatoria a la mesa salarial y laboral docente.

Reiteramos nuestros reclamos:

Al Ministro Bullrich, principal responsable de los conflictos docentes en todo el país, exigimos el cumplimiento de la Ley de Financiamiento Educativo y la convocatoria a la Paritaria Nacional.

Al Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y la Ministra de Educación Soledad Acuña, reclamamos la continuidad de la Mesa de condiciones Salariales y Laborales.

Ningún docente de la Ciudad por debajo de la línea de pobreza.

ADEF – ADEMys – AEP – AMET – CAMYP – SEDEBA- SADOP – SUTECBA -UDA – UTE