POSTEOS
20
noviembre 2020
19
noviembre 2020
7
noviembre 2020
Puras burbujas.
PORTFOLIO
BUSCAR
TIENDA
  • ¡Tu carrito esta vacío!
RADIO SADOP en VIVO
home

La semana pasada la ministra de Educación Soledad Acuña, en el marco de un encuentro del espacio político que gobierna la Ciudad de Buenos Aires, realizó una serie de declaraciones con un fuerte contenido discriminatario y estigmatizante donde se refiriró a lxs docentes, su formación y su tarea pedagógica. Desde SADOP Capital expresamos nuestro absoluto rechazo a las palabras de la Ministra, y en este sentido queremos remarcar una vez más los siguientes puntos:

*Nosotrxs lxs docentes, escogemos nuestra vocación desde el convencimiento profundo del rol transformador de la educación, no como una segunda, tercera ni cuarta opción sino como opción de vida. A pesar de que los salarios a los que accedemos luego de recibirnos.


*Estamos orgullosos de nuestros orígenes, cualquiera sea. Estamos convencidos que la educación es central para la construcción colectiva de una sociedad más justa e igualitaria con oportunidades para todxs.


*No adoctrinamos, ni bajamos línea. Somos parte de una construcción educativa donde hacemos especial hincapié en el pensamiento crítico.


*El modelo educativo que plantea la Ministra, que expuso en un ámbito de militancia partidaria, es una posición profundamente política. La antipolítica es también una militancia que nos propone llevarnos al terreno de la fragmentación.


*Nuestro trabajo es profundamente comunitario, trabajamos con las familias de nuestrxs estudiantes todos los días, codo a codo. El proceso de enseñanza y aprendizaje es un eje central de la vida democrática. No hay margen para ningún tipo de denuncia ni persecución ideológica.


*No existe proceso pedagógico sin la construcción de un vínculo amoroso. Donde en los últimos tiempos atravesados por esta pandemia se ha puesto más en evidencia. Y fue sostenido con nuestros propios recursos, nuestras computadoras, nuestros celulares, con los que mantuvimos la presencia en cada hogar, en cada sala y en cada aula.


*Es cierto que la virtualidad nos acercó mucho más a las familias. Y eso generó una gran valoración de nuestro trabajo por parte de las madres y padres de lxs estudiantes porteñxs. Conocieron nuestro esfuerzo y nuestro trabajo que trasciende las fronteras de horarios y espacios.


*Somos docentes y creemos en la Formación Docente que recibimos en nuestros Institutos Creemos en las pedagogías que transforman la realidad de nuestrxs estudiantes, en la Educación Sexual Integral en las escuelas, en la formación gratuita, permanente y en servicio, en la participación democrática de nuestros estudiantes, como parte de la construcción ciudadana de un Estado Presente.


*Lxs maestrxs y los sindicatos docentes somos esa construcción ciudadana organizada, que posiciona la educación como un derecho humano universal y que se opone en cada acción a las políticas educativas basadas en principios meritocráticos del sálvese quien pueda. Nosotrxs sabemos muy bien que en comunidad nadie se salva solo.

Desde el Sadop Capital repudiamos los comentarios de la Ministra que podrían inscribirse en el marco de una nueva provocación. Marketing político para no hablar de calidad educativa, para no hablar de la falta de vacantes que durante este año se transformó en falta de conexión digital, para no hablar de incumplimiento de la palabra empeñada en paritarias docentes. Para no hablar de burbujas ni protocolos. Para no hablar de la disminución del presupuesto educativo año tras año. La receta de siempre, la que lleva umás de doce años en la Ciudad, que se viene desplegando unilateralmente, sin el aporte de todxs los actores de la comunidad porteña.

Alejandra López
Secretaria General

Javier Mauad
Secretario de Comunicación y Prensa

0

home

En el día de ayer se llevó a cabo  la continuidad de la reunión de la Mesa de Condiciones Salariales y Laborales que se iniciara la semana pasada. La reunión se realizó en el Ministerio de Educación porteño, donde participaron junto a SADOP Capital, autoridades de la cartera porteña y los otros gremios docentes de la ciudad.


Las autoridades del Ministerio,  luego del cuarto intermedio realizado frente a la no aceptación de los gremios, dieron a conocer su  propuesta salarial: el 7,5% para los salarios de noviembre, un incremento del 4,3% para el salario de diciembre y un bono de $ 4.000 para el cargo testigo de jornada simple y $ 8.000 para jornada completa que se cobraría en la primera quincena de febrero.


La cartera educativa, no contempló que los salarios de octubre quedaron a la baja en comparación con el mes de septiembre, justo en el mes donde se inició el proceso de revinculación lo que trajo más gastos para los y las trabajadoras.


Más allá de que esta propuesta salarial recuperaría parcialmente el poder adquisitivo de los y las docentes, que se fue perdiendo en estos últimos meses, no es una recomposición salarial que reconstruya la problemática estructural e histórica del salario docente, que es el objetivo central para nuestra organización sindical.


Lxs docentes privadxs sostuvimos con un gran esfuerzo el proceso pedagógico de la mitad del sistema educativo  de la ciudad. Frente a nuestro esfuerzo el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, en su estrategia pura y exclusiva de marketing político solo ofrece un gran nivel de improvisación desconociendo el funcionamiento básico de una institución educativa. Se anuncian, casi diariamente protocolos unilaterales, fechas de inicio, marchas y contramarchas, qué solo tienen como objetivo ofrecer titulares rimbombantes a los medios hegemónicos. Pero que nada tienen que ver con pensar en términos estructurales políticas públicas para una educación de calidad e inclusiva para la ciudad de Buenos Aires.

De todo este dispositivo de marketing político se desprende también una gran subestimación del trabajo docente y de sus organizaciones sindicales, no sólo como actores centrales del sistema educativo, sino también para la construcción de alternativas reales y esquemas efectivos para la revinculación pedagógica.


Finalmente, desde SADOP Capital queremos expresar que esta recomposición salarial para lxs docentes de planta, pone en evidencia la urgencia de un incremento salarial para los y las docentes extraprogramáticos. Exigimos a lxs empleadorxs  una definición cuánto antes. Ya que los docentes mal llamados extraprogramáticos llevan un año sin ningún incremento salarial. No podemos esperar más. En ese sentido el Consejo Directivo de SADOP Capital declara el estado de alerta permanente, para seguir educando sin dejar de cuidarnos.


Alejandra López

Secretaria General 

Javier Mauad

Secretario de comunicación y prensa.

0

home

Una vez más estamos frente a una decisión inconsulta y unilateral del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que en esta ocasión consideramos que pone en riesgo a lo más sagrado de un pueblo, a la primera Infancia.
El viernes pasado el Ministerio de Educación de la Ciudad, a través de la DGEGP, difundió un protocolo para la apertura de instituciones educativas de nivel inicial habilitando la revinculación de los niños y niñas de salas de cinco años.


Con motivo de esto, solicitamos una reunión con las autoridades de la DGEGP que en el día de hoy se llevó a cabo. De la reunión participaron Alejandra López, Secretaria General de SADOP Capital, Fidel Aguilar, Secretario Gremial de SADOP Capital, Constancia Ortíz , Directora de la DGEGP y Ezequiel Bramajo , Jefe de Gabinete de la DGEGP.
En primer lugar desde SADOP Capital planteamos nuevamente nuestra posición de volver a la presencialidad, pero consideramos que no están dadas las condiciones sanitarias ni epidemiológicas y que llegado el caso es fundamental construir con todos los actores de la comunidad educativa un protocolo seguro y que garantice el cuidado de la salud de todos y todas.
En el caso del nivel inicial la situación es aún peor debido a la naturaleza de este nivel educativo. Analizando el protocolo observamos que parece redactado por funcionarios que desconocen absolutamente el funcionamiento de una escuela infantil o de una sala de cinco años, donde el cuidado y el respeto de la distancia de dos metros es realmente imposible de sostener.


Pero no solo esto, el protocolo elaborado por el Ministerio descansa sobre un posibilismo absoluto, especialmente en el sostenimiento de la distancia entre estudiantes y docentes, pero también en el uso del tapaboca. Este punto merece una mención aparte, ya que los niveles de autonomía en niñxs de cinco años son muy heterogéneos para que cada unx pueda ponerse y sacarse el tapaboca. La pregunta que nos hacemos es, qué va a pasar cuando un niñx no pueda colocarse el barbijo ¿por quién será asistidx? ¿Cómo se sostiene el distanciamiento de dos metros?
Por otro lado, llevamos a las autoridades de la DGEGP nuestro planteo histórico referido a la incorporación progresiva del nivel inicial a la enseñanza oficial, a lo cual la DGEGP respondió que nos podríamos poner a trabajar en esta cuestión convocando a un espacio tripartito, conformado por el Estado, los empleadores y el SADOP Capital.


Para los y las docentes privadxs de la ciudad, está claro que con este tipo de protocolos, el gobierno de la ciudad acelera los tiempos para mostrar en los medios que volvieron las escuelas infantiles, pero nunca se apuró en asistir a estas instituciones educativas, que están atravesando una gran crisis financiera que pone en riesgo los puestos de trabajo de las y los docentes.
Otra vez, el apuro y el marketing político, le ganan a las políticas públicas del cuidado de la salud, ya no sólo de la comunidad educativa, sino de todos los vecinos y vecinas de nuestra Ciudad.


Le queremos decir al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, que hay escuelas de nivel inicial que, más allá de su apuro, hoy no van a poder abrir porque tuvieron que cerrar sus puertas definitivamente. Y esto es responsabilidad exclusivamente de la ciudad que no llevó adelante ningún tipo de programa real y efectivo para el sostenimiento de los puestos de trabajo.


Finalmente, queremos explicitar que vamos estar muy atentos y monitoreando permanentemente el comportamiento de los y las empleadoras de los jardines de infantes. No vamos a permitir ningún tipo de extorsión ni abusos que escudados en este protocolo, ponga en riesgo la salud y las condiciones laborales de nuestras compañeros y compañeros.

Alejandra López
Secretaria General .

Javier Mauad
Secretario de comunicación y prensa.


0

home

El asesoramiento informativo de primera mano en la voz de un profesional de cara al presente contexto sanitario representa también una de las respuestas que toda organización gremial debe llevar adelante frente a su propio universo de afiliados. Es por ello que, convencidos de que el acompañamiento permanente y la posibilidad de generar un conversatorio que eche más luz sobre los cuidados de cara a la vuelta a clases que ya se viene instrumentando en algunos establecimientos educativos, el pasado jueves 27 SADOP CABA realizó otro encuentro, esta vez destinado a brindar la mayor información posible a fin de que los trabajadores de la educación conozcan los pormenores del protocolo frente a la inminencia de esa vuelta a clases.

            Para ello, un grupo de delegadxs y referentxs de la organización gremial dialogaron con el Dr. Daniel Darío Siciliani (MN 78416); infectólogo, pediatra y epidemiólogo del Hospital Nacional Prof. A. Posadas, quien despejó algunas dudas generales, pero sobre todo indagó en aquellas particularidades relacionadas con la pandemia de cara al estricto seguimiento y respeto de un protocolo que, de forma obligatoria, deberán contar todos los establecimientos educativos como condición necesaria para que se produzca el hecho educativo.

            La charla fue abierta por la Secretaria General de SADOP Ciudad de Buenos Aires, Alejandra López, quien llamó a reflexionar sobre el trabajo docente durante la pandemia, pero sobre todo en el período de pospandemia, interpretándolo como “un desafío sobre la posibilidad de producir una nueva e inédita agenda con el empleador que deberá incluir cuestiones relacionadas con las condiciones y medio ambiente de trabajo (CyMAT), la formación de Comités de Seguridad e Higiene y aquellos temas comprendidos dentro de la salud laboral”; en este sentido, cualquier capacitación que sirva como antesala para facultar al trabajador de la educación de esas herramientas como instancia previa a la discusión por esa agenda resultará fundamental.

            El centro del conversatorio giró, casi a modo de recordatorio pero también como espacio para despejar algunas sutilezas frente a cuestiones de prevención que ya son de público conocimiento, en torno a los cuidados y precauciones que el trabajador de la educación deberá mantener durante su jornada laboral. Así el Dr. Siciliani precisó detalles en base a las consultas y preguntas de lxs participantes del encuentro, entre las que el uso de barbijo y protección facial, la higiene de manos, el comportamiento frente a infraestructuras escolares en su mayoría deficientes y no preparadas para responder a un protocolo sanitario y, sobre todo, la participación del trabajador de la educación privada en las denominadas burbujas sanitarias, fueron las más recurrentes.

            Para el cierre, Graciela Vidal, Secretaria de Acción social y Coordinadora de OSDOP, informó sobre los beneficios de la Obra Social de lxs Docentes Privados a la vez que adelantó que la organización comenzará a distribuir un kit de protección personal para lxs delegadxs que hayan sido convocados para retomar las clases.

0

home

Durante todo este tiempo de pandemia nos hemos familiarizado con muchos términos médicos y epidemiológicos. Aprendimos a hablar de distanciamiento y aislamiento social, aprendimos la diferencia entre un barbijo y un tapabocas, escuchamos hablar de curvas de crecimiento, de asesoramientos y de tasas de letalidad. Y también aprendimos a utilizar familiarmente el término burbuja. Este último término lo empezamos a escuchar con la vuelta del futbol profesional y sus planteles que entrenaban con el concepto de burbujas. De hecho el término y el escándalo estalló en los medios de comunicación cuando el plantel de Boca Juniors no respetó el esquema de burbujas en su entrenamiento y tuvo cerca de 25 casos positivos de contagio entre sus jugadores y cuerpo técnico.


El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de Horacio Rodríguez Larreta en su afán de abrir las escuelas para que los estudiantes tengan actividades de revinculación, elaboró de manera conjunta a través del Ministerio de Salud y del Ministerio de Educación el protocolo que va a regir esta vuelta a la presencialidad escolar. En este protocolo se establece, entre otras cosas, que la vuelta será en grupos de 10 personas (9 estudiantes y un docente) siguiendo todas las recomendaciones de distanciamiento e higiene en la modalidad de burbujas. Pero ¿cuál es el concepto que esconde este término que todos entendemos gráficamente? La burbuja tiene una premisa fundamental, las personas que la forman componen un conjunto que no tiene ninguna intersección con las otras burbujas. Es decir, que ninguna persona puede compartir 2 o más burbujas diferentes. De esta forma se logran minimizar la cantidad de contactos interpersonales y por lo tanto se logra hacer mínima la posibilidad de contagios. Respetar esta consigna es fundamental para cuidarnos entre todos y todas.


Algunas escuelas y colegios de gestión privada de la ciudad autónoma de Buenos Aires manifiestan que les es muy difícil y complicado seguir y aplicar esta consigna que figura los protocolos. Los trabajadores creemos que los protocolos están hechos para cumplirse Y si es difícil y complicado habrá que buscar la mejor manera para poder hacerlo. Esto que bien podría ser tomado como una defensa corporativa de los trabajadores docentes de la gestión privada de la ciudad no es más que un llamado de atención para aquellos que pretenden incumplir lo establecido poniendo en un riesgo innecesario a las comunidades educativas.


Desde SADOP capital queremos decir: lo que está en el protocolo se cumple y lo que no está se discute. Es responsabilidad de todos y todas construir un retorno a la escuela seguro y saludable.

Fidel Aguilar

Secretario Gremial – SADOP Capital

0

home

Mucho se ha dicho desde marzo sobre la vuelta a la presencialidad en las escuelas. Hemos escuchado las más diversas opiniones sobre nuestro sistema educativo. Desde las más reconocidas voces en materia de pedagogía, pasando por docentes sobreexigidxs laboralmente, alumnxs desconcertados, hasta madres/padres confundidxs y estresadxs por no saber cómo manejarse con sus hijxs en relación a los quehaceres escolares, todxs han expresado su opinión. Hay una cuestión interesante en este punto. A nadie le es indiferente la pérdida de clases presenciales. Es bueno remarcarlo, dado que el endiosamiento de la modalidad virtual, el acceso a material educativo de manera individual sin la necesidad de socializar o la relativización de la intervención docente en el proceso de enseñar y aprender venía cobrando importancia durante los últimos años en ciertos ámbitos educativos y mediáticos que pretenden una educación fragmentada, de acceso diferencial y meritocrática en términos conservadores. El vínculo pedagógico, la interacción entre pares y entre estudiantes y docentes son el pilar fundamental en todo proceso educativo.

Ahora bien, la realidad de la situación epidemiológica que estamos atravesando nos conmina a establecer prioridades. Las educadoras y educadores queremos volver a nuestras escuelas a encontrarnos con nuestrxs alumnxs y compañerxs, a dar clases, pero tenemos claro que la salud no es materia de negociación. Ni la nuestra, ni la de nuestrxs estudiantes. Ponernos en riesgo para lograr una foto no es una opción. ¿y por qué hablamos de foto y no podemos pensar en las buenas intenciones de quienes propician una vuelta a clases en este contexto? Son varios los factores que tenemos en cuenta. En primer lugar, no creemos que no haya habido clases durante el período de suspensión de la presencialidad. Docentes y estudiantes han estado haciendo esfuerzos denodados para avanzar en el proceso de enseñar y aprender en medio de este contexto inédito. Los contenidos curriculares dispuestos para cada nivel/modalidad fueron reorganizados por docentes para que este tiempo transcurrido en A.S.P.O. no significara una desvinculación absoluta con los espacios educativos. En este mismo orden podemos agregar que la adquisición de nuevas competencias vinculadas tanto al uso de las tecnologías como a las nuevas maneras de comunicarse fueron tomando cuerpo durante este tramo. No desconocemos que a pesar de los esfuerzos realizados hubo un grupo de estudiantes que no logró establecer un contacto mínimo con la escuela. Y si bien tenemos en cuenta que son varios los factores que pueden influir, uno de los principales es que no han tenido la posibilidad de acceder a dispositivos ni conexión que puedan habilitar el encuentro, y esto es una responsabilidad que el Estado de nuestra ciudad debió tener en cuenta desde un primer momento.

En segundo lugar, observamos que se han encargado de instalar en los medios de comunicación la idea de la “vuelta a clase” como una carrera en la cual el distrito más rico del país no puede hacer menos que quedar en los primeros puestos. A quienes formamos parte activa del sistema educativo esta situación nos preocupa. Volver a clases es una situación compleja, no se puede simplificar en un protocolo redactado de manera inconsulta y apresurada, sin tener en cuenta la opinión de quienes caminamos por las aulas físicas y virtuales, que conocemos la realidad de la comunidad educativa donde desarrollamos nuestro trabajo. Mientras en los medios se hace marketing con la vuelta a clase, en los ámbitos de discusión y el protocolo distribuido se habla de revinculación con la escuela. Pues bien, en este punto también hay cuestiones para señalar. ¿A quiénes hay que revincular? ¿Es necesario establecer este proceso a dos meses de la finalización del ciclo lectivo? Si uno de los objetivos (como se expresa en el protocolo porteño) es la resocialización y el encuentro de chicas y chicos que están finalizando un ciclo (7mo grado y 5to) ¿se puede realizar en estas circunstancias en donde sólo podrán verse con otros 9 compañerxs? ¿Quiénes se podrán encontrar en la presencialidad con esxs estudiantes si su maestra o algunxs de sus profesores son parte de la población de riesgo que todavía no está en condiciones de salir? Si la convocatoria no es obligatoria para las familias. ¿Tiene realmente un sentido pedagógico o social esta medida en este momento y de esta manera? Todos estos interrogantes son parte de la conversación diaria con nuestras compañeras y compañeros de las distintas escuelas, y lejos de patear la pelota para adelante, y porque creemos realmente en la necesidad de volver a encontrarnos en la presencialidad es que pedimos que nos convoquen a la hora de pensar las estrategias de revinculación presencial.

Como sindicato que defiende los intereses de las y los docentes estamos firmemente convencidos de que la principal revinculación que tenemos que estar discutiendo en este momento es la del Estado porteño con las escuelas. Ese mismo Estado cuya ministra de educación no sólo no pudo garantizarle los dispositivos tecnológicos a lxs alumnxs que lo requerían, sino que permitió sin poner un solo reparo que lxs docentes financiemos nuestra propia actividad laboral poniendo a disposición nuestras computadoras, telefónos, servicio de electricidad e internet. Un Estado cuyas autoridades políticas nos propone un protocolo de lunes a viernes mientras que los fines de semana nos invita a contagiarnos en encuentros y manifestaciones públicas que no están reguladas ni controladas en absoluto. Un Estado que en el mes de julio nos retuvo el 7% del salario siendo un tema que ya se había conversado, otorgado y firmado en acuerdo en la mesa de negociación de febrero. Ese mismo Estado es que ahora, rapidito y sin chistar, pretende armar una puesta en escena para beneficio de… de quién? Está claro que no es para el bienestar social y educativo de las porteñas y porteños.

Este período de crisis sanitaria que estamos viviendo exige un consenso político sobre los temas que nos involucran ya no sólo como parte del sistema educativo, sino como sociedad. El diálogo es un concepto que además de ser declamado debe hacerse efectivo en los ámbitos correspondientes con los actores involucrados Existe una necesidad de participar activamente en el aprendizaje de una cultura democrática, que nos incluya a todxs. Eso es algo que no podemos dejar en manos de los medios y redes sociales.

Laura Martire

SADOP- CABA

0

home

El viernes pasado se llevó a cabo una reunión virtual convocada por el Ministerio de Educación porteño donde participaron los distintos gremios docentes de la ciudad. Durante el encuentro, autoridades del ministerio nos acercaron una propuesta para retomar la presencialidad, lo cual resultó muy llamativa, ya que luego de doscientos días de cuarentena, esta propuesta carece de toda formalidad y es muy poco resolutiva. Además no se construyó a partir del diálogo con las organizaciones gremiales.


La falta de garantías para el cuidado de la salud de toda la comunidad educativa y las contradicciones de lo que se planteó durante la reunión, con respecto a la conferencia de prensa que pocos minutos después realizó el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta y la Ministra de Educación, Soledad Acuña, no dejan más que explicitar nuevamente un operación de marketing político que nada tiene que ver con desplegar políticas educativas para retomar la presencialidad, bajo la única premisa de cuidar la salud y la vida.
Los y las docentes de gestión privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que construimos y sostenemos todos los días la mitad del sistema educativo porteño, queremos volver a la escuela para, nuevamente, vincularnos con nuestrxs estudiantes de forma presencial. Pero este no debe responder a una urgencia política, debe reflejar una necesidad pedagógica. Ninguna autoridad del gobierno de la ciudad explicita cuales son las condiciones sanitarias y epidemiológicas para retomar la presencialidad.


No vamos a jugar con la salud de nadie y exigimos al gobierno porteño la construcción con la participación de todos los actores del sistema educativo de un protocolo sanitario que garantice las condiciones y medio ambiente de trabajo que esta situación de pandemia requiere. Asimismo, no podemos dejar de soslayar que este gobierno que ahora está apurado por retomar la presencialidad es el mismo que sigue sin cumplir con su palabra, ya que todavía nos debe el 7% del salario que nos confiscó desde agosto.
Lxs trabajadorxs docentes privados organizados en SADOP, no sólo nos ocupamos de nuestras condiciones de trabajo y de conquistar derechos y salarios. También, desde hace muchos años venimos cuidando nuestra salud a través de la OSDOP, nuestra obra social sindical y solidaria. Conocemos muy bien el estado sanitario de los trabajadores docentes y contamos con un gran equipo de profesionales de la salud. Es por esto que tenemos muchos para aportar a un debate serio y enriquecedor. La vuelta a la presencialidad es un tema demasiado complejo por sus múltiples implicancias sociales para tomarlo como una simple competencia para ver quien llega primero a la foto. No queremos marketing, queremos políticas educativas y sanitarias serias que surjan del diálogo y el debate entre todos y todas.


Pedimos a los empleadores de la gestión privada y a la Dirección General de Educación de Gestión Privada que nos pongamos a trabajar inmediatamente en un protocolo que cuide a las y los trabajadores y a todo la comunidad educativa, como lo hemos solicitado desde el inicio de la pandemia en las distintas reuniones paritarias. En este sentido, nos parece importante para arrancar, desmentir los dichos del jefe de gobierno. Los y las docentes no somos trabajadores esenciales, hoy no estamos habilitados para viajar en transporte público, por lo tanto exigimos a los empleadores de la educación privada, que en vistas de la presencialidad, instrumenten los mecanismos para garantizar el traslados desde y hacia las instituciones de todos y todas las trabajadoras, como lo hacen las empresas que quieren desarrollar sus actividades.


Finalmente desde nuestra organización sindical, como lo venimos haciendo desde el inicio de la pandemia, llamamos nuevamente al diálogo. Queremos volver a la escuela a vincularnos con nuestrxs estudiantes, pero queremos hacerlo en un marco de seguridad para todos y todas. La vuelta a la presencialidad no puede ser una decisión unilateral y apresurada del Gobierno de la Ciudad de Horacio Rodríguez Larreta.

Consejo Directivo

Sadop Seccional Capital

0

home

A partir de una demanda específica de delegadxs y referentes de SADOP Ciudad de Buenos Aires y la posterior extensión en el Plan Sarmiento a establecimientos educativos de barrios populares para que sus alumnxs reciban netbooks durante la pandemia, la fuerza militante y la acción gremial lograron conformar un círculo virtuoso que redundó en el restablecimiento del derecho inalienable a la educación.

En el campo de la acción sindical, los pactos comienzan a cumplirse cuando se materializan en la realidad, cuando desde el sustrato simbólico que supone un compromiso entre partes se arriba a un determinado hecho que se refrenda en la práctica; cuando, en definitiva, desde un acuerdo se llega a una acción concreta que repara una necesidad y visibiliza un derecho. Esto es lo que está sucediendo en pleno contexto sanitario, donde justamente a propósito de la irrupción de la pandemia, lxs docentes y equipos de conducción de las escuelas de gestión privada de algunos barrios populares lograron que sus alumnxs estén comenzando a recibir netbooks a fin de lograr restablecer la conectividad, imprescindible durante el período conocido como de ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio).

            Si bien muy a cuentagotas y de manera extemporánea dado que las primeras entregas de computadoras portátiles comenzaron a realizarse a fines del mes de agosto, la iniciativa del Ministerio de Educación de CABA no hubiese sido posible sin la intervención oportuna, tanto de delegadxs y referentes de SADOP que militaron de forma incansable la posibilidad de ampliar esa entrega al universo de alumnxs de establecimientos pertenecientes a los diferentes barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires.

            SADOP CABA recogió la demanda de estxs trabajadorxs y la fijó como prioritaria en la agenda de acciones gremiales que se vienen desarrollando desde el inicio de la cuarentena, donde la organización nunca perdió contacto con el conjunto de sus afiliadxs y referentes. Fue así como, a través de la Resolución 17/2020, el Ministerio de Educación de la Ciudad habilitó a la entrega en comodato de computadoras a través del denominado Plan Sarmiento “a estudiantes que se encuentren en situación de vulnerabilidad socioeconómica, que asistan a escuelas de Nivel Primario y Secundario de Gestión Privada con cien por ciento (100%) de aporte gubernamental y siempre que se encuentren ubicados en el interior de los barrios populares de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o en un radio de ocho (8) cuadras de dichos barrios, a excepción de los establecimientos de cuota cero, que no cuenten con dispositivos tecnológicos en sus hogares” según se expresa en sus considerandos. El Plan Sarmiento supone mejorar la calidad educativa con igualdad de oportunidades y posibilidades, y favorecer la inclusión socioeducativa para quienes estén por él alcanzados; ello redunda en la provisión de equipamiento, soporte técnico y mantenimiento y demás aprestamientos para lograr satisfacer las demandas de alfabetización digital.

            Acciones reparadoras

            A medida que las primeras netbooks comenzaron a llegar a los distintos alumnxs pertenecientes a barrios populares, los testimonios –en general auspiciosos aunque todxs manifiestan una marcada mora- de lxs delegadxs y referentes de SADOP Ciudad de Buenos Aires pudieron dar cuenta tanto del alcance, cobertura como del universo hasta el momento comprendido en entregas efectivas. En este sentido, al instante se estableció una verdadera red de reportes acerca del volumen de envíos para cada una de las instituciones, llevado adelante una vez más gracias al trabajo militante de lxs propixs delegadxs y referentes.

            Federico Ojeda, referente del Instituto Virgen Inmaculada del Barrio Ramón Carrillo (Villa Soldati) informó que, al día lunes 07/09, se habían entregado más de veinte netbooks, mientras que aún están en lista de espera otras 78 solicitudes de beneficiarios que completaron el formulario pero que aún no les han respondido. Ojeda observó que “este es el resultado de una lucha conjunta, sinérgica, comprometida y constante, de lxs docentes que trabajamos en los barrios vulnerados, organizadxs en SADOP CABA. Esta lucha sigue, ya que se deben garantizar la conectividad, la continuidad de la Educación, y el cuidado de la salud de nuestros chicxs y la de sus familias. A pesar de que las políticas de Larreta quieran doblegarnos en plena pandemia, seguimos comprometidos por una Educación pública de gestión privada de calidad, y realmente inclusiva”.

            Por su parte, Juan Cordeiro, referente del Colegio Madre del Pueblo que funciona dentro de la Villa 1-11-14, informó que durante el mes de septiembre se entregaron seis netbook por semana aproximadamente hasta que se completen la totalidad de solicitudes. Pero se hizo por familia, hecho que definió como “muy poco eficaz a la hora de conectarse para las clases virtuales” dado que obliga a los miembros del núcleo familiar a compartir la computadora en los casos –muy comunes, por otra parte- de composición numerosa.

            Asimismo, en el Instituto Santa Teresa de los Andes de Chacarita comenzaron a entregarse netbooks y ya se entregaron a más de 20 familias.

            En igual sentido, en el Instituto Filli Dei del Barrio Carlos Mugica, en lo que va del mes de septiembre se entregaron netboks lxs alumnxs de 1° a 4° grado.

            Por último, Mariana Ravallo, referente del Instituto Caacupé de la Villa 21-24, confirmó que “seis de los 78 chicxs están a la espera inmediata de los equipos mientras que el resto aún se encuentra en estado de verificación documental”.

            Más allá de las diferentes realidades y problemáticas propias de cada uno de los establecimientos educativos y sus especificidades para la obtención de un dispositivo tecnológico, la acción representa un verdadero ejemplo de militancia sindical. Así, desde un propósito específico por parte de sus delegadxs y referentes para modificar una realidad que consideraban injusta, la demanda fue debidamente interpretada por lxs representantes de la organización gremial quienes, a su vez, lograron revertir esa situación ampliando derechos extendiendo una disposición ministerial a destinatarios que hasta ese momento no habían sido alcanzados, restituyendo en este caso el ineludible derecho a la educación de todxs lxs niñxs en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

Este es un primer gran paso, aunque aún quedan dificultades que impiden garantizar la educación de todxs los estudiantes de las escuelas de los barrios populares. La falta de conectividad y acceso a internet para realizar las tareas es la más urgente. Seguimos construyendo organización a fuerza de militancia, para derribar cada uno de estos obstáculos, con la mirada puesta en una educación popular que garantice la justicia social.

Trabajadorxs Docentes

de Barrios Populares en SADOP Capital

0

home, Sin categoría

Gracias a las y los más de 12 mil docentes de todo el país que participaron del concurso del “Mes de la Dignidad Docente”, y felicitaciones a los ganadores/as.

Desde SADOP nos sentimos muy gratificados por la amplia participación y el interés generado por el sorteo que premiaba notebooks, celulares y estadías en Mar del Plata.

El concurso fue posible gracias a la colaboración de las Secretarías de Acción Social; Organización; y Comunicación y Prensa de SADOP.

A continuación el listado de los ganadores y ganadoras del sorteo. Cada Seccional se contactara con las y los docentes privados afiliados/a que fueron sorteados.

Ganadores de las notebooks HP 245
Patricia María Luna de Santiago Del Estero
Melina Elizabet Panozzo de Entre Ríos
Fernanda Anahí Delgado de Chubut
Norma Elizabeth Molina de San Luis
Susana Beatriz Monico de Buenos Aires
Juan Santiago Pelfini de Ciudad de Buenos Aires

Ganadores de los celulares Xiaomi Redmi Note 8T
Luciana Edith Rodríguez de Catamarca
María Victo Escobar De Zurita de Tucumán
Silvia Rosa Sánchez de Entre Ríos
Griselda Noelia Sequeira de Misiones
Adriana Carolina Villagra de Chubut
Pamela Verónica Leiva de Neuquén
Claudia Tormo de Mendoza
Roxana Cespedes de Mendoza
Fernando Martínez de Buenos Aires
Érica Rodríguez de Buenos Aires
Claudia Elena Lescano de Buenos Aires
Blanca Susana Mercau de Córdoba

Ganadores de las estadías para dos personas con desayuno en Hotel Prince de Mar del Plata
Claudia Alejandra Baca de Jujuy
Carlos Federico Torrez de Santiago Del Estero
Cecilia Elizabeth Olas de Catamarca
Marcela Cisnero de Entre Ríos
Viviana Paola Schmidt de Misiones
Lucia María Soledad Ramírez de Corrientes
Débora Mayra Cerezo de Chubut
María Nieves García Viniegra de La Pampa
María Soledad Di Bona de Santa Cruz
Carina Vanesa Páez López de San Juan
Sandra Elizabeth García de Mendoza
Emilce Soledad Pérez Moyano de Mendoza
Natalia Marisol Paiva de Buenos Aires
Agustina Pavón de Buenos Aires
Gabriela Alejandra Gómez de Ciudad de Buenos Aires
Lorena Lazaro de Buenos Aires
Karina Mónica Di Nunzio de Buenos Aires
Víctor Ariel Ordoñez de Córdoba

Para más información leer las BASES Y CONDICIONES.

Por dudas o consultas comunicarse con la Secretaria de Acción Social de Nación a accionsocial@sadop.edu.ar

0