Archivo

35 Años de autoritarismo

En este último tiempo  el Sindicato Argentino de Docentes Privados Seccional Ciudad Autónoma de Buenos Aires (SADOP Capital) viene manteniendo una larga disputa con la Universidad de Salvador (USAL). Desde el Sindicato bregamos por la defensa de los valores democráticos, por el  derecho de afiliación gremial y por la libertad gremial para que los trabajadores puedan elegir  a sus delegados. En cambio en  la USAL sigue todo mal, ya que tenemos el panorama completamente opuesto, una actitud constante de obstaculizar  el ejercicio de la libertad y entorpecer las prácticas democráticas.


Pero hay algo que debemos rescatar de este accionar permanente de la USAL, de esta coherencia en el tiempo y que, tal vez, configuren su ADN institucional.


Este domingo 25 de noviembre de 2012 en la edición de Tiempo Argentino (Pag. 18 y Pag. 19), nos encontramos con la investigación de la periodista María Sucarrat, quien afirma que, en la noche del  25 de noviembre de 1977 la USAL entregó el diploma de Profesor Honoris Causa al Almirante Emilio Eduardo Massera. No, no es un error, se trata del mismísimo Almirante Cero en persona, uno de los genocidas más sanguinarios, si es que se puede establecer un ranking, de la historia reciente de nuestro país. Este es el  personaje que estuvo al mando del campo de concentración, tortura y exterminio que funcionaba en la ESMA ¿Qué podía representar Massera  de bueno para la comunidad universitaria y para la comunidad educativa de la USAL en particular? Para nosotros aquel fue un claro posicionamiento político e ideológico, que responde a un accionar autoritario, artero, cómplice y reñido con la moral y, fundamentalmente, la moral cristiana. Todos sabemos con qué “sutileza” se recurría a sembrar el terror por aquellos infelices  años. Terror que sirvió para establecer  el control social y el intento de sometimiento de la clase trabajadora y del pueblo todo al que, por otro lado, estaban pauperizando.


35 años después la USAL continúa llevando adelante estas políticas fuertemente arraigada en sus cuadros dirigenciales.

 


* Salarios de hambre para sus docentes que se mezclan en un explosivo cóctel con persecución gremial desembozada.
* Despidos de docentes por defender sus derechos y por afiliarse al SADOP
* Impedimentos para la elección de delegados de los docentes
* Precarización de las condiciones de trabajo


Desde SADOP Capital  reiteramos que vamos a seguir luchando por lo que creemos justo. Hemos demostrado junto a los delegados elegidos y a los docentes que los han votado que nuestra fuerza está en la verdad que defendemos y en la virtud de lo colectivo que nos empuja a seguir construyendo una historia que tiene el sustento de los derechos humanos, para que nunca más se constituya un ámbito académico en un campo de ideologías antidemocráticas.


Por todo lo anteriormente expuesto, desde SADOP Capital exigimos a la Universidad del Salvador la realización de un acto público de desagravio consistente en la quita del título de Profesor otorgado al genocida Emilio Massera. Ya que para el mismo no existen ni honoris ni causa.

María Fernanda Benítez
Secretaria General
SADOP Capital
Cel. 1568580844
 
Javier Mauad
Secretario de Comunicación y Prensa
SADOP Capital
Cel. 1551192376
—-
Belgrano 3581 – CABA
TE. 4864-3171 / 3630 / 2141
www.sadopcapital.org