Archivo

Solidaridad y capacitación en educación

Bajo el respaldo del Sindicato Argentino de Docentes Privados y el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) se puso en marcha el pasado 20 de noviembre el plan por el cual docentes y estudiantes de las escuelas de gestión privada participan en la construcción de ayudas tecnológicas para las personas con discapacidad.

El acuerdo entre los dos organismos había sido firmado días atrás con el objetivo de promover la temática de la discapacidad y la inclusión al crear ayudas tecnológicas para personas con discapacidades por medio de los manuales y planos elaborados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial.

En los días 20 y 21 de noviembre la capacitación de docentes privados y alumnos de Escuelas técnicas estuvo abocada a la construcción de aros magnéticos que serán entregados a escuelas especiales de sordos e hipoacúsicos.

Durante la jornada de inicio del plan, llevada a cabo en la sede Almagro de la ORT, en la Ciudad de Buenos Aires, las autoridades del SADOP, el INTI y el INET (Instituto de Educación Técnica) manifestaron alegría por formar parte del proyecto. María Fernanda Benítez, Secretaria General de SADOP Ciudad de Buenos Aires expresó: “Esta experiencia de articulación entre la escuela pública, la escuela privada, y el Estado es muy interesante e inédita. Este convenio es un puente que nos permite llegar a los dos ámbitos, la escuela especial y la técnica Como”.

El Secretario General del Sindicato, Mario Almirón, también se refirió al tema, y subrayó que la Ley de Educación Nacional plantea la inclusión y por eso “no solo hay que mirar las necesidades del docente, sino también las del alumno y las de la sociedad. Desde el Sindicato tratamos de apoyar  la tarea de los compañeros docentes de la educación especial”, recalcó Almirón. 

Por su parte, Rafael Kohanoff, Director de Tecnologías para la Salud y Discapacidad del INTI afirmó: “Esta es la experiencia más rica de lo que venimos haciendo hace varios años. Tiene un resultado muy bueno, entre los alumnos, entre los docentes y entre quienes reciben un aro magnético o una silla de ruedas que nunca pensaban que iban a tener”. Además, agregó: “El hecho de que el Sindicato Argentino de Docentes Privados, haya decidido orgánicamente participar de este programa, estimulando a los docentes y también adquiriendo los elementos necesarios para que ellos puedan aprender y hacer el armado de estos aros magnéticos, es una experiencia de gestión y articulación entre el sector público y privado, donde todos los organismos involucrados estamos empujando para resolver problemas.”

Carlos Caputo, del Programa Educación para el Trabajo e Integración Social  (INET) sostuvo: “Particularmente quiero destacar la participación de un sindicato docente, porque significa que se preocupa no sólo por la cuestión de los problemas sociales, sino también por la capacitación de sus propios docentes. Yo creo que la educación del país no se cambia si no mejoramos la calidad de la formación de los docentes”.

Finalmente, Flavio Tessei, uno de los profesores del Instituto Nuestra Señora de Fátima, de Villa Soldati, destacó la participación de los alumnos que junto a los profesores se convirtieron en compañeros de trabajo.  Subrayó la importancia de que el Estado, el SADOP y las escuelas estén llevando adelante este tipo de experiencias, es algo muy positivo y cree que “es el camino que tenemos que seguir.”